Cómo saber si nuestro bebé es de alta demanda

El común de los bebés son demandantes de estímulos tanto como de comida. Y es normal el cansancio o abatimiento en padres primerizos en consecuencia. El común de los padres piensa que sus hijos son agotadores y muchas veces suele reforzar esta creencia con comparaciones anecdóticas, sobre su experiencia o entorno. Pero en muchas ocasiones sin tener medio de considerar las variables adecuadas.

Sin embargo, es cierto que existe un pequeño porcentaje de niños (alrededor del 10 por ciento) que demandan muchos más. En los años 60 el Médico pediatra William Sears acuño un término para estos niños: niños de alta demanda.

Características de los bebés de alta demanda

Los bebés de alta demanda son aquellos qué se diferencian bastante de los demás por ser los más ansiosos e inquietos del grupo los más insistentes y los que tienen mayor carácter, desde muy chicos parecen dormir muy poco y ser propensos a llorar mucho, también son bastante precoces. Y esto se debe posiblemente desarrollo neuronal más acelerado o prematuro.

  • Pueden diferenciarse por su intensidad, por su ilimitada energía.
  • Suelen lloran con fuerza e insistencia si no se les presta atención o se les complace.
  • Parecen urgidos de contacto físico pero a la vez de libertad teniendo a sus padres de un lado para otro sin dar un solo segundo de reposo.
  • Siempre están intentando tocarlo y explorarlo todo
  • Permanecen despiertos por horas y una vez que se duerme necesitan que los acunen o que los tengan en brazos ya que al menor ruido se despiertan.
  • Están todo el rato demandando atención a sus cuidadores, pidiéndoles juegos o cariño
  • Parece que nunca están satisfechos. Comen muy a menudo y ansiosamente una vez satisfechos no se quedan tranquilos.
  • Lloran con intensidad sin razón aparente y una vez que se les calma parece que se aburren y hay que cambiar de estrategia al instante
  • Aunque su cuidador esté cerca parecen siempre necesitar algo más de él, contacto físico y atenciones constantes.

Algunos consejos

Los padres suelen tener muchas dudas acerca de estos niños y sentirse constantemente culpables. Pero la verdad es que su forma de ser es producto de su naturaleza. Sencillamente son niños diferentes, algo difíciles en esta etapa. De grandes este empuje puede llevarlos a conseguir muchas cosas.

Lo más recomendable es que los padres intenten adaptarse a ellos, hacer de esta etapa más llevadera según los van conociendo con paciencia y sin remordimientos.


¿Qué hacer cuando el bebé no quiere comer?

En ocasiones darle la comida a un bebe o un niño pequeño puede ser un verdadero dolor de cabeza. Y ...
Leer Más

¡Aprovecha de forma segura las hamacas para tu bebé!

En los primeros meses de tu hijito, quieres consentirlo con una hamaca. Vienen con funciones variadas como sonido, balanceo o ...
Leer Más

Consejos para superar la depresión postparto

Aunque la madre pasó tiempo preparándose para los cambios que acompañan al parto. Cuando llega la hora puede resultar ser ...
Leer Más

Vigilabebé Heimvision

Heimvision es una empresa que tiene varios años vendiendo productos especialmente para la vigilancia. Su misión es ayudar a las ...
Leer Más

El bebé se despierta por la noche

Cuando los bebés cuentan ya con pocos meses de vida empiezan a poder dormirse solos. Su ciclo del sueño se ...
Leer Más

Espasmos del sollozo en bebés

Al igual que sucede con las personas mayores los bebés también pueden ser temperamentales. Y en muchas ocasiones empiezan a ...
Leer Más

Deja un comentario